Tres crímenes en seis meses

Judiciales 07 de julio Por
La Fiscalía de Instrucción de Jesús María logró avanzar en las investigaciones de los homicidios de Gustavo Ariel Racca (28 de diciembre de 2016) y de María Eugenia Cadamuro (marzo). Ahora se inicia, simultáneamente, el proceso para esclarecer el asesinato de Teresa Medina, hallada sin vida el lunes 3 de julio.
gustavo racca-horz

La Fiscalía de Instrucción de Jesús María, a cargo de Raúl Almeida, ha tenido un semestre muy intenso de investigaciones por causas criminales.

Desde el 28 de diciembre, lleva adelante tres simultáneos casos por homicidio ocurridos en nuestra zona, todos con diferente contexto, escenario y móvil.

Los hechos ocurrieron entre el 28 de diciembre de 2016 y 3 de julio de 2017 y aún no están resueltos, aunque dos de ellos están muy avanzados.

Primer caso: la muerte del camionero.

Hace seis meses y una semana, nuestra región se conmovía por el asesinato del camionero Gustavo Ariel Racca (38), supuestamente en ocasión de robo.

Su cuerpo fue hallado sin vida en la cabina de su camión, estacionado en Ruta 9 a pocos metros de la pasarela peatonal de calle Chile.

Tenía un disparo de arma de fuego en la zona intercostal que le provocó la muerte.

La investigación rápida y efectiva logró la detención de cuatro personas: un mayor de 20 años (el supuesto autor del disparo) y tres menores.

El fiscal reunió los elementos para firmar la requisitoria de juicio contra los imputados. Uno de ellos, con frondosos antecedentes, podría ser condenado a prisión perpetua si se lo encuentra culpable. 

Segundo caso: el crimen de "Maru".

Todo comenzó con una denuncia por la desaparición de María Eugenia Cadamuro, que desde el 15 de marzo pasado se ausentó de su vivienda y nada más se supo de ella hasta el 16 de junio, cuando su cuerpo fue hallado enterrado en un campo cercano a Villa Gutierrez.

Fue el caso más resonante y mediático, de muchas especulaciones sociales y que derivó en marchas pidiendo justicia. 

A pesar del transcurrir de los días, el fiscal investigó el círculo familiar íntimo y concluyó que el hijo de "Maru", Jeremías Sanz, sabía del destino de su madre. Hoy está imputado por homicidio doblemente calificado por el vínculo y por violencia de género y agravado por el uso de arma de fuego. 

Si se comprueba que mató a la mujer de 46 años, podrían sentenciarlo con prisión perpetua. Jeremías lleva más de tres meses en la cárcel de Bouwer.

A tres semanas del hallazgo del cadaver de Maru, la investigación avanza y en poco tiempo el acusado será citado por segunda vez a indagatoria. 

Tercer caso: ahorcaron a Teresa.

En barrio Los Álamos, una mujer apareció sin vida y se confirmó que fue asesinada. Teresa Medina (69) sufrió asfixia por ahorcamiento y la Fiscalía ya caratuló el caso como "homicidio".

El lunes 3 de julio a la madrugada, el cuerpo de la mujer fue encontrada en su habitación, con una campera atada al cuello. 

La investigación recién empieza. Por ahora, no hay ningún detenido.

Ariel Roggio

Periodista

Te puede interesar