La Municipalidad busca prohibir lo que generó problemas durante el último Festival

Jesús María 04 de octubre Por
El Concejo Deliberante de Jesús María empezó el tratamiento del proyecto de ordenanza que pretende regular la actividad comercial y nocturna durante la fiesta gaucha. Expendio de bebidas alcohólicas al paso, venta de tarros de espuma y negocios fotográficos con animales, en la mira de los ediles.
abel figueroa

Los concejales de Jesús María empezaron el tratamiento del proyecto de ordenanza que contempla los requisitos y limitaciones de la actividad comercial, nocturna y de servicios durante el 53° Festival de Doma y Folklore. 

La normativa, que se aprueba todos los años, ésta vez establece cambios sustanciales. 

Algunas de las modificaciones derivaron de ciertas prácticas nocturnas que se instalaron con mayor fuerza en la última edición y generaron quejas de la gente y hasta inconvenientes en inmediaciones al anfiteatro José Hernández. 

En uno de sus artículos, el proyecto busca impedir la venta de tarros de espuma y anteojos, y el negocio fotográfico con animales (ponis, llamas, etc). 

Los negocios ubicados en los alrededores estarán organizados por rubro: en Paseo del Huerto se concentrarán los gastronómicos, mientras que en calle Córdoba y Abel Figueroa estarán los de venta de indumentaria de todo tipo. 

Además, prevé la prohibición de kioscos de venta de bebidas alcohólicas al paso. Los puestos que estén contemplados en el rubro gastronómico y ofrezcan alcohol deberán disponer obligatoriamente de sillas y mesas.  

Con respecto a este último punto, el concejal del bloque oficialista Félix Naúm explicó que con esa exigencia se pretenden eliminar los "boliches a cielo abierto" que hubo en el último Festival. Es decir, aquellos puestos que ofrecían bebidas alcohólicas y que con música bailable congregaban a decenas de jóvenes en la vía pública, algo que, este año, se vio particularmente detrás del predio de la doma. 

Por otra parte, se permitirá el funcionamiento de peñas-boliches, pero autorizadas por el Ejecutivo y respetando la ordenanza de espectáculos públicos. 

Dentro del estadio no habrá "after": la experiencia de Mr. Wine (La terraza del Festival) no se repetirá en 2018.

Belén Salvatierra

Periodista

Te puede interesar