Denuncia que fue agredida en Tribunales y que la justicia no actuó

Locales 27/01/2016
Lorena, es víctima de violencia de género y asegura que su expareja la golpeó en los pasillos del poder judicial frente a los hijos que tienen en común. Decidió contar el caso públicamente a través de la lectura de un documento, "rogando justicia".
Ver galería
1 / 2 - Lorena dice sentirse

Escucha el audio

Lorena Sangoi- testimonio

Comunicado de Lorena Sangoi.

Mi nombre es Lorena Sangoi, fui víctima de Violencia de Género y hace dos años estoy separada de hecho. He conseguido la Restricción de Hogar hacia el victimario, y en una oportunidad ha sido injustamente levantada por este Juzgado. Luego de un tiempo conseguí nuevamente la orden de alejamiento y solicité por medio de mi abogada la Restricción hacia los dos niños que tenemos en común, ya que ellos también fueron violentados física y psicológicamente por este sujeto y las denuncias correspondientes a estos hechos forman parte del expediente.

La Justicia, que a este momento dudo sea justa, le da la "oportunidad" al padre de ver los menores dentro de Tribunales con "Visitas MONITOREADAS ", destaco la palabra monitoreadas porque en uno de los encuentros, donde entrego a mis pequeños en presencia de Asistente Social, Abogados, Personal Policial y Oficiales Judiciales, fui violentada físicamente, con el agravante que estaban presentes en la escena los niños de 2 y 4 años. ¿Qué decisión se tomó respecto a esto? NINGUNA ¿No es una verdadera burla que me pegue dentro de los Tribunales y cuando la justicia debería actuar de oficio inmediatamente y no lo hace?

En estos dos largos años, he agotado todos los recursos Judiciales, busqué asesores letrados y hasta he solicitado hablar con la Jueza quien en la última oportunidad, no hace más de una semana, y con la evidencia del hecho violento que sucedió dentro de los pasillos del Poder Judicial de Jesús María, me pide que tenga paciencia, que solamente quedan dos visitas para que el día 5 de Febrero el Psicólogo, escuche a mis hijos y a partir de allí, se decida si están en condiciones para verlo. Que además los niños deben adaptarse, argumentando que él es su padre. Ante todo esto me siento INDIGNADA. ¿Tengo que seguir expuesta a que me pegue? ¿No hubiese sido conveniente que las visitas se decidan luego de que un profesional asista a los menores, teniendo en cuenta la gravedad y el tenor de las denuncias?

Igualmente, hace más de un año que solicito asistencia de un Psicólogo para mis hijos. Los niños durante las visitas lloran y soy llamada antes del horario que finalicen para retirarlos, ya no duermen bien y ni siquiera quieren viajar de Colonia a Jesús María porque creen que en toda oportunidad vamos a los encuentros. En la visita de ayer los profesionales judiciales insistieron 45 minutos para que mis niños accedan a verlo y ya ni quisieron entrar. Pero así y todo tengo que llevarlos el día de mañana a cumplir con el encuentro.

Estoy destruida, desamparada y ROGANDO Justicia. Es por todo esto que decido poner mi caso en conocimiento de todos Ustedes y de la opinión pública. No quiero que un violento tenga contacto alguno con mis hijos. Pido la restricción también para ellos. Reclamo que los Tribunales tengan como prioridad el derecho y la seguridad de las Víctimas y no los procedimientos que garantizan la impunidad de los violentos.

Quiero dejar en claro que llego a este reclamo, luego de haber respetado cada una de las decisiones y requerimientos de este Tribunal, teniendo que dejar mi trabajo dos veces a la semana para otorgarle las visitas, exponerme a encuentros con mi victimario y siendo testigo del trauma al cual han sido sometidos mis hijos.

Considero que con las decisiones tomadas por este Tribunal, se pone en riesgo la nuestra Integridad psicológica y física. ¿A caso eso no importa? Si la Justicia es objetiva, se basa en el sentido común y en la evidencia, que más prueba que todo lo sucedido días atrás en el ámbito Judicial para que de una buena vez actúen en serio? Lorena Sangoi Jesús María, 27 de Enero de 2016. Estamos aquí para reclamar, una vez más

Belén Salvatierra

Periodista

Te puede interesar