Profesionales del robo vulneraron una vivienda de Tronco Pozo

Policiales 07/02/2016
Una familia fue a los Carnavales Caroyenses y cuando regresó a su casa, todo estaba revuelto. Los ladrones se las ingeniaron para que la alarma no suene usando métodos insólitos. Se llevaron dinero en efectivo.

Una familia domiciliada en calle Pedro Patat Sur, en Tronco Pozo, fue anoche a los Carnavales Caroyenses sin saber que al regresar a su casa encontrarían todo revuelto.

La casa tiene un sistema de alarmas bastante completo, pero ello no fue impedimento para el accionar de los malhechores.

Durante la noche, los delincuentes ingresaron al patio y abrieron las persianas de una habitación, rompieron la reja y luego el vidrio de la ventana.

Ingresaron sin moverla, ya que tiene sensores en sus hojas. Por las dudas, le colocaron una cinta para que los sensores sigan en contacto mientras ellos trabajaban dentro.

Tampoco fueron captados por los sensores de movimiento de las habitaciones, ya que sacaon una puerta de un pasillo y cubiréndose se fueron moviendo hasta encontrar la central.

La base de la alarma está ubicada en un lugar elevado en el ingreso al sótano. Para alcanzarla, bajaron al subsuelo a buscar un cajón de gaseosas y allí pudieron desactivas algunos cables y sacar la batería.

Una vez cortado el circuito de alarma, pudieron revolver todas las habitaciones buscando dinero. Abrieron cajones, revisaron elementos y hasta se fijaron en el cieloraso de la cocina.

Finalmente, hallaron algunos billetes en la cómoda de la habitación matrimonial y en el escritorio del dueño de casa. Además, se llevaron un hornito de pan y una linterna. También cargaron una botella de agua saborizada de la heladera, pero la dejaron en la ventana cuando se fueron.

Ariel Roggio

Periodista

Te puede interesar