Después de ocho años, el colegio Bonoris vuelve a tener centro de estudiantes

Colonia Caroya 27 de noviembre Por
La reciente dirección estudiantil del IPEM 165 está dispuesta a plantarse ante los nuevos cambios que está afrontando la institución y a las necesidades no resueltas de los alumnos. La nueva presidente es Florencia Murúa y la vice, Fernanda Silvestri, ambas de cuarto año.
multimedia.normal.9dc69fc35898fbd7.576861747341707020496d61676520323031372d31312d32372061742031312e5f6e6f726d616c2e6a706567
Fernanda Silvestri y Florencia Murúa, las nuevas dirigentes del centro de estudiantes del Bonoris.

Después de ocho años, el colegio Bonoris vuelve a tener centro de estudiantes a cargo de los alumnos de cuarto año.

Las elecciones se realizaron la semana pasada y los jóvenes están más que motivados por volver a tener representantes que atiendan a sus necesidades y sean la voz referente de quienes asisten a la institución.

Luego de tanto tiempo de receso del centro estudiantil, para los nuevos dirgentes “es como empezar de cero”, manifestaron la flamante presidente, Florencia Murúa y y la vice, Fernanda Silvestri de carto año “B”, orientación Gestión.

Ahora entra en debate para el próximo ciclo lectivo qué propuestas van a plantear los representantes en torno a temáticas tan polémicas que hubo en el colegio en los últimos años, durante la dirección de Julia Palmero. 

El nuevo Código de Convivencia que diseñó la ex directora flexibilizó varias normas de la institución, como los cambios en el uniforme.

El nuevo centro de estudiantes manifestó que el atuendo con el que deberían asistir los jóvenes a clases tendría que ser el más clásico: remeras y polleras para las mujeres, pantalón jean clásico para los varones.

No ven correcta la implementación de pantalón jean para mujeres o jogging durante el verano como parte del uniforme.

Respecto a los festejos por el Día del Estudiante, pretenden plantear un nuevo modelo que vuelva a retomar las actividades estudiantiles del Bonoris ya que desde 2013, la dirección prohibió las Intertribus.  

Las estudiantes denunciaron que las condiciones de los baños son "deplorables" y que deberían mantenerse en mejores condiciones sanitarias y edilicias y con los insumos necesarios. 

Otro tema en el que se debe hacer enfoque, según las dirigentes, es la incorporación de la educación sexual como materia dentro de la curricula.

Para ellas, durante los cuatro años que asistieron solo se dictó una sola charla para todo el alumnado a cargo de Ignacio Aguirre, fundador de ACeS.

Un nuevo desafío tendrá el centro de estudiantes del IPEM 165 el próximo año: trabajar para los alumnos en conjunto con la dirección pese a las diferencias encontradas entre ambas partes.

Te puede interesar