"Somos excelentes llegadores tardes frente a catástrofes"

Ambiente 15/02/2016 Por
Así definió Rafael Di Marco tras un año de las trágicas lluvias de febrero del 2015. Uno de los mayores damnificados, por perder la vida de su hija, analizó cómo fue este periodo de lucha y la inacción de algunos gobernantes.
DSCN2119

Escucha el audio

Rafael Di Marco - Entrevista completa a un año del temporal en el que perdió la vida su hija Mariana

El 15 de febrero del 2015 no será un comienzo de segunda quince más para el norte y las Sierras Chicas de la Provincia de Córdoba: el agua golpeaba en la puerta de hogares, arrasaba con puentes, socavaba márgenes, y lo más doloroso, se llevaba vidas. Desde alrededor de las 3 de la madrugada las lluvias comenzaron a caer en toda la región por casi 24 horas de forma continuada. En esas horas difíciles para familias y gobernantes, el desastre del líquido vital por falta de medios de retención, ausencia de alertas tempranas hacían una olla a presión en la que los vecinos no encontraban alguna solución.

Desde las esferas más altas de la provincia, el gobernador José Manuel De La Sota, se animó a definir que las consecuencias de todo lo acontecido se debía porque había sido un "tsnuami del cielo", y que frente a esto, todo lo que hubiera existido habría sido en vano. Sin embargo, desde el dolor de un padre que perdió a su hija por esto comenzó a embanderarse con una lucha que lo llevara a sentarse en mesas de defensa civil, en escritorios de gobernantes. 

Di Marco comienza: "Uno tiene que ser crítico cuando se trata de vidas, se han hecho cosas bien y se han hecho cosas mal; todavía no hemos aprendido que en esto de salvar vidas no hay grises" sentencia. Rafael acusa que en este tiempo no se realizó el relevamiento adecuado para encarar un plan estratégico de obras y que no sean solo soluciones paliativas como las realizadas hasta el momento. "Lo que hay por ahora son solo parches". Jesús María realizó tareas de engavionado y reparación de las márgenes lo cual - Di Marco asegura - que es más de lo mismo, algo a mediastintas: "se dijo que no hay que achicar los cauces que eso le da velocidad al río". 

Desde aquel 15-F trágico se pudo apreciar un fenómeno sin parangón: la solidaridad de una región, una provincia y algunos puntos del país queriendo colaborar con la zona afectada por las lluvias. Esto dejó la semilla sobre la necesidad de tener un plan de acción preventivo antes y después de una contingencia climática. ¿Qué dijo Rafael Di Marco, alguien que vivió en carne propia la solidaridad de todos los pueblos para ayudar con la búsqueda de Mariana (su hija), sobre esto?: "No hemos avanzado en ningún lado con los planes de acción o mitigación, teniendo los mapas de riesgo identificados y dándolos a conocer, hablo de lugares que ni siquiera tienen Defensa Civil". Definió a los organismos encargados de esta tarea como "excelentes llegadores tardes", a lo que agregó que en la zona es destacable el voluntariado.

El legado de Mariana

"Parece ser que mi hija de arriba me dijo ´bueno viejo a mi me gustaba hacer quilombo abajo ahora te toca a vos´ para mi que es ella que me está guiando para que no vuelvan a pasar estas cosas. No me gustaría ver a un padre, a una madre o a un abuelo que le este faltando su hija o nieta; ya demasiado con lo que ha sufrido uno para que sufra alguien más"

¿Qué opinas de las autoridades?

"La visión de los que están arriba no es la calificada, entonces si no es la calificada den un paso al costado muchachos y que suba alguien calificado. La Provincia creo que ha puesto alguien calificado que es Claudio Vignetta. El resto no se: si yo llamo para prevenir a una comuna porque va a llover porque me avisan desde el gobierno, y les digo que van a llover 80 milímetros y me contestan´no te hagas drama Rafa que a eso lo absorbe nuestro río´ y no se dan cuenta que no lo absorbe porque la cuenca está saturada. Esa gente cómo puede estar en Defensa Civil".

Te puede interesar