¿Qué dice la nueva ordenanza de tenencia responsable de mascotas?

Colonia Caroya 31 de diciembre de 2017 Por
Después del censo que determinó que hay 10 mil perros en la zona urbana de Colonia Caroya, se cambió la legislación.
perro

Escucha los audios

Andrea Vera - algunos conceptos de la nueva ordenanza

Andrea Vera - Microchip para el control de perros

El relevamiento realizado por Hocicos de Caroya y la Subsecretaria de Control y Fiscalización determinó que hay "superpoblación de perros en Colonia Caroya": se contabilizaron más de 10 mil en la zona urbana.

Tras el censo, se optó por modificar la ordenanza de tenencia de mascotas y tras varios meses de debate, ya está promulgada.

¿Qué establece el nuevo texto?       

Se creará el Registro de Animales Domésticos (R.U.A.D.), en él deben ser inscriptos los animales pertenecientes a Colonia Caroya con datos de especie, raza, si son potencialmente peligrosos, reseña, año de nacimiento, domicilio habitual del animal, nombre, domicilio y DNI del propietario y número de identificación permanente otorgado por el Municipio.

El sistema de identificación para aplicar como elemento de control sobre los animales domésticos es la implementación del dispositivo denominado  Microchip.

 Se crea el Registro de Educadores, Adiestradores y Paseadores de Perros. Deben tener más de 18 años y certificación de cursos sobre educación y/o adiestramiento profesional. Pueden pasear hasta seis animales.

Todo propietario o tenedor responsable del animal  debe  tener una Libreta Sanitaria en la que se especifique el Plan Sanitario del Animal y la identificación del médico veterinario que efectuó la vacunación antirrábica.

No se limita la cantidad de perros por domicilio, pero todos deben tener una vida digna de manera que no se halle comprometida su salud y la buena convivencia con los vecinos.

 

Obligaciones.

Todo propietario o tenedor responsable de animales domésticos debe:

Proporcionarles agua y alimentación adecuada y suficiente, así como los cuidados higiénicos-sanitarios necesarios para su mantenimiento en perfecto estado de salud.

Inscribir al animal en el RUAD.

Respetar las condiciones de bienestar animal (espacio  físico, estado nutricional y sanitario) y normal convivencia con los vecinos. 

Informar la pérdida o sustracción, transferencia y  muerte del o los animales registrados.

Conservar la documentación que acredita el estado sanitario y  registro del o los animales, y entregarlos ante la solicitud de la autoridad competente.

Presentar certificado de los tratamientos médicos  sanitarios exigidos por la autoridad competente.

 

Prohibiciones.

Abandonar el  o los animales domésticos en cualquier ámbito, bajo cualquier condición.

Dejar al o los animales sin recibir los cuidados correspondientes en viviendas o lugares en los cuales se aloje, por más de 24 horas, poniendo en peligro su vida, el bienestar animal  o alterando la normal convivencia con los vecinos.

Administrar medicamentos sin prescripción médica y su supervisión, y/o intervenir quirúrgicamente a los animales por parte de  personas sin título habilitante de médico veterinario.

Liberar  a una hembra en celo, gestación y lactancia en cualquier ámbito.

Realizar  actividades tales como exposiciones, peleas, riñas, rituales, carreras, y/o cualquier otra actividad que ponga en riesgo el bienestar animal.

Usar animales como blanco de tiro con armas de fuego o cualquier instrumento.

Provocar la muerte del animal/les sin causa médica justificada.

La permanencia de animales en contacto con sustancias alimenticias para consumo humano, tanto en establecimientos comerciales como en  vehículos transportadores.

La permanencia de animales en cualquier dependencia municipal, salvo las habilitadas para tal fin.

Mantener a los animales, que estén autorizados por la Ley Provincial de Fauna Silvestre, en locales dedicados a su comercialización y autorizados para tal fin, en condiciones de inanición, ausencia de higiene, estimulados o sedados con drogas  sin fines terapéuticos y/o en condiciones ambientales desfavorables o insalubres.

Instalar criaderos de animales domésticos.

Tener al o  los animales domésticos de compañía en espacios físicos que pongan en riesgo el bienestar animal y la seguridad y salubridad pública. (espacios pequeños o atados)

Transportar animales domésticos sueltos en la caja de vehículos utilitarios.

La exhibición de animales domésticos de compañía, para su comercialización u ofrecimiento a título gratuito en forma permanente o temporal. Exclúyase a los animales dados por las campañas de adopción promovidas, realizadas y/o autorizadas por organismos gubernamentales o por entidades protectoras de animales, previa autorización del Municipio.

 

Tránsito de animales. 

Los propietarios o tenedores responsables deberán conducir a los animales debidamente identificados,  empleando correa, pretal o collar como elemento de sujeción, y bozal, adecuado al grado de peligrosidad actual y potencial del animal.  Quedan exceptuados del uso de bozal los  llamados perros guías y perros lazarillos.

Se puede circular en la vía pública con un  número máximo  de hasta dos (2) animales por persona, salvo los paseadores de perros, adecuadamente inscriptos de conformidad a la presente Ordenanza.

Queda prohibido abandonar las excretas de los perros en las vías, parques y plazas públicas, y en cualquier lugar destinado al tránsito de personas. El propietario o tenedor responsable que conduzca el animal, es responsable de la recolección de las mismas mediante el empleo de bolsas impermeables y de su depósito en las bolsas de residuos domiciliarias o en los contenedores municipales situados en las vías públicas.

Solo podrán transportarse animales dentro del receptáculo del vehículo en su respectiva jaula de transporte y/o con el cinturón de seguridad correspondiente.

 

Animales extraviados o abandonados.

Todo animal  será restituido, en lo posible, a su propietario o tenedor responsable dentro de los diez (10) días de asistido. Vencido el plazo establecido los animales quedan en situación de adopción y ueden ser castrados.

 

Perros potencialmente peligrosos.

Todo episodio de agresión que involucre a personas y animales debe ser denunciado ante las Autoridades Policiales y Municipales.

Deben ser conducidos con correa y/o pretal de material resistente, provistos del correspondiente bozal, y en ningún caso podrán ser paseados por menores de edad, en la vía pública y  en espacios públicos y/o privados.

Deben mantenerlos en sitios cerrados y seguros para la protección de personas y/o animales.

Sanciones.

En caso de incumplimiento de lo establecido en la Ordenanza, el Tribunal de Faltas Municipal aplicará una multa de entre cien (100) a quinientos (500) UEM (Unidad Económica de Multa equivalente a un (1) litro de nafta súper de Estaciones de Servicio YPF). Hoy, de 2.500 a 12.500 pesos.

Ariel Roggio

Periodista

Te puede interesar