Ladrones vulneran alarmas cubriéndose con puertas y colchones

Policiales 21/03/2016
En febrero y marzo hubo dos casos similares en Colonia Caroya: los delincuentes se ocultaron de los sensores internos moviéndose detrás de algún elemento de gran tamaño que impide a la alarma activarse por el movimiento de temperatura. La explicación de las víctimas y de un especialista, en esta nota.

Escucha los audios

Gustavo Nanini - se ocultaron detrás de un colchón

Roger Gasparutti - se ocultaron detrás de una puerta

Sergio Puiatti, instalador de alarmas

Los delincuentes se las ingenian para robar en viviendas onde el sistema de alarma está activado usando una metodología que muchos desconocían.

Los casos son dos: en la vivienda de Roger Gasparutti, los ladrones rompieron la reja de la ventana y entraron. Sacaron una puerta del pasillo y se movieron detrás de la misma para que los sensores no los capten. Encontraron la central de alarma, la desarmaron y pudieron moverse libremente.

En la casa de Gustavo Nanini, fue la misma modalidad, pero los delincuentes usaron un colchón de dos plazas para atravesar todo el interior de la casa y poder llegar a la central.

Sergio Puiatti, instalador de sistema de alarmas, dijo que la situación es posible, ya que los sensores captan temperatura en movimiento.

Si alguien se oculta detrás de un objeto grande, el sensor no los toma. Ante esa situación, recomienda colocar dos sensores por ambiente, uno de cada lado.

Sin embargo, instalar un sistema completo de alarma cuesta 30 mil pesos, una cifra imposible de pagar para la mayoría de las familias.  

Ariel Roggio

Periodista

Te puede interesar