¿Por qué Colonia Caroya se queda incomunicada cuando se corta la energía?

Colonia Caroya 16 de junio de 2019 Por
Las 10 horas sin servicio también afectaron las llamadas por telefonía celular y fija. La tecnología, atrasada o de avanzada, impactó en la situación. Las autoridades no pueden seguir obviando este tema.
bulb-160207_960_720

OPINIÓN.  Por Ariel Roggio

Nos despertamos este domingo sin saber que el apagón de energía era nacional e internacional y que con el paso de las horas veríamos resentidos otro servicio clave como la comunicación telefónica.

El corte fue de 10 horas –hace tiempo que no ocurría algo así- y eso es más que suficiente para que dejen de funcionar varios sistemas.

 

Sin celular.

Cuando se corta la luz, las antenas de telefonía activan sus propios generadores para garantizar la señal a sus usuarios. En cualquier lugar del mundo, la señal se mantiene aunque no haya electricidad, menos acá. 

En Colonia Caroya existen dos antenas: la de Malabrigo, actualizada y tecnológicamente al día; y la del Lote XV.

Ésta última ya ni debería existir, pero es la que sostiene la poca señal que hay en el centro porque hace 10 años que ponen trabas a las empresas para actualizar los equipamientos.

Esa torre es del siglo pasado (1998), es decir que hace 20 años que la ciudad mantiene una tecnología que ya no se usa, que no tiene 4G y a la que no se le hace mantenimiento por dos razones: la primera es porque la Municipalidad clausuró el lugar y no deja que Telecom pueda cambiar los equipos generadores; la segunda, porque la empresa tampoco quiere –ni puede- invertir en un lugar donde las ordenanzas están hechas para dificultar la prestación del servicio.

Hubo, durante 10 años, miedo a que la gente se enoje por la instalación de antenas.

Hoy, autoridades, sepan que hay miedo por una antena vetusta que tiene sistemas 20 años atrasados y que encima nos deja aislados de todo.   

Hace poco, técnicos de la firma midieron la señal en el Lote XV y se dieron que hay lugares donde todavía funciona la tecnología GSM. ¡Ni siquiera anda el 3G!

Con ese panorama es lógico y normal que cuando hay un corte de luz, se apaguen también los generadores de la antena y se caiga la señal completamente en la ciudad.

El tema es grave y las autoridades aún no toman dimensión del tiempo que dejaron pasar sin actualizar el servicio.

Hoy, muchos habrán necesitado el celular en un día de 10 horas sin luz y no pudieron hacer ni una llamada.

 

"Usen el fijo", dicen. 

“Si no andan los celulares, usen el teléfono fijo”, responden algunos.

Tampoco se puede: la Cooperativa ya tiene gran parte de la zona urbana con fibra óptica y los usuarios usan televisión, internet y telefonía por el mismo cable. Una tecnología de avanzada pero que tiene esta contra. 

Sin energía, ninguno de los tres servicios anda porque el módem domiciliario está apagado. Solamente pudieron usarlo quienes tienen aún el teléfono con cable de cobre.

Tanto la Municipalidad como la Cooperativa deberán analizar este tema con seriedad y no permitir que, ante cortes prolongados por causas externas, la ciudad se quede, además, totalmente incomunicada.

Ariel Roggio

Periodista

Te puede interesar