El gesto que ennoblece la derrota

Tiempo Deportivo 05 de diciembre Por
Ángel Quinteros, capitán de la Quinta del Jockey Club, fue el encargado de entregarle a su par de Colón de Totoral el trofeo de campeón el pasado domingo en General Paz. Un símbolo de nobleza y reconocimiento para el rival que se suma a otras acciones similares del fútbol infantil local.
angel quinteros

Escucha el audio

Ángel y Jorge Quinteros

Jockey Club General Paz

Ángel Quinteros y el plantel de la Quinta División (02/03) se ganaron el respeto de sus pares de Colón de Totoral con una actitud digna de destacar.

Quinteros, capitán del equipo e hijo de Jorge (director técnico) irrumpió en la entrega formal del trofeo al equipo norteño para ser él mismo quien le otorgara el galardón a los flamantes campeones del Clausura, que jugarán la final anual ante Agraria.

"Felicidades, jugaron muy bien. Son merecidos campeones" expresó el volante central en la entrega, dando un verdadero ejemplo de Fair-Play que se suma otras iniciativas similares.

Jorge Quinteros expresó la satisfacción por su hijo y por el trabajo realizado en las inferiores de Jockey Club, que le dieron a la Liga Colón el primer y único campeón absoluto (Séptima).

Los Quinteros viven en Guiñazú y están a cargo de un merendero para jóvenes en aquel barrio de la ciudad de Córdoba.

Gestos de orgullo

Cuando Uriel Cuitiño, arquero del combinado caroyense de Fútbol Infantil, simuló una lesión para que su compañero juegue la final ante Espíritiu Santo, sembró una semilla que parece haber dado sus frutos en muy poco tiempo.

Durante las definiciones de la Liga, casi todas las categorías que enfrentaban a las divisionales campeonas reconocían a los ganadores, por medio de túneles humanos y banderas en reconocimiento del logro. 

Te puede interesar