Por primera vez Federico pudo pasar la Navidad en la vereda

Jesús María 27 de diciembre de 2017 Por
Es un niño de 9 años con autismo que vive con su familia en Bº La Florida. Su madre, Marcela Pellegrini, contó al experiencia de una fiesta diferente, con menos estruendos.
federico
Federico, un niño autista que ahora disfruta la Navidad con su familia

La ordenanza de prohibición de pirotecnia generó una reducción notable de estruendos en los festejos de Navidad. 

Para algunas familias, fue una fiesta diferente porque por primera vez dejaron de pensar donde aislar a sus hijos con autismo de los explosivos de la medianoche.

Marcela Pellegrini, mamá de Federico, un nene de 9 años que tiene autismo, contó emocionada cómo la familia pudo disfrutar de la Nochebuena en la vereda.

Antes, el niño debía ser encerrado en la habitación matrimonial con dibujitos de Mickey Mouse para que la pirotecnia no le haga mal.

"Mi hijo lo demostraba con gritos, pero hay otros que se golpean la cabeza contra la pared porque no lo soportan", declaró.

Marcela agradeció a los tres municipios por haber consensuado la ordenanza de prohibición de uso y venta de artículos pirotécnicos. 

Ariel Roggio

Periodista

Te puede interesar