Las persistentes lluvias redujeron el riesgo de incendio

Regionales 08 de mayo de 2018 Por
Claudio Vignetta, Secretario de Riesgos y Catástrofes de Córdoba, confirmó que aumentó el caudal de algunos ríos serranos. Esta situación alivió la sequía que se registró durante los primeros meses del año y aminoró el peligro de generación de focos ígneos.
multimedia.grande.95e756334a1b9018.72696f732073657272616e6f735f6772616e64652e6a7067
Foto: Agencia Córdoba Turismo.

Defensa Civil de la Provincia informó que durante la madrugada del martes se registró una importante caída de agua en cuencas altas y medias que impulsaron leves crecidas de algunos ríos serranos de Córdoba. 

Una creciente de alrededor de 4 metros de altura arribó al río San Antonio, en el sur del Valle de Punilla. 

“Con tantos días de humedad y las cuencas saturadas, las lluvias generaron crecidas, pero no traerán aparejado ningún inconveniente”, aseguró Claudio Vignetta, Secretario de Gestión de Riesgos y Catástrofes de Córdoba, a FM Comunicar. 

Ademas confirmó que se mantienen cerrados los vados de Cabalango, Las Brisas, Estancia Vieja, y El Fantasio y Playas de Oro de Villa Carlos Paz. Asimismo, Bomberos Voluntarios y personal de Defensa Civil patrullan las márgenes del cauce.

Vignetta también destacó el impacto positivo de estas condiciones climáticas frente a la sequía que se registró en los primeros meses del año: "la humedad que ingresó en la provincia favoreció al riesgo de incendios que estaba vigente en las Sierras de Córdoba y mejoró las condiciones de extremo peligro". 

Te puede interesar