Debate por el aborto: los argumentos de Gabriel Frizza para votar en contra

Política 14 de junio de 2018 Por
El ex intendente de Jesús María admitió haber dudado hasta último instante para decidir su postura, pero que algunos puntos dentro del proyecto lo inclinaron por la negativa. En su discurso hizo hincapié en los médicos y en el plazo de cinco días desde que la mujer decide hasta que le practiquen la interrupción del embarazo.
frizza

Escucha el audio

Gabriel Frizza desde Buenos Aires

El Diputado Gabriel Frizza publicó en su sitio oficial el discurso que dio en la Cámara Baja en el que anticipó su voto negativo al proyecto de Ley de despenalización del aborto, que finalmente se aprobó por 129 votos contra 125.

Primero, criticó al kirchnerismo: "Me alegro que muchos que están en este recinto se hayan sacado el bozal político que tuvieron durante 12 años, donde hubo silencio; hoy se acuerdan de que las mujeres son libres para decidir sobre sus cuerpos y que la clandestinidad mata".

Frizza estuvo en contra del proyecto desde el principio, aunque las diferentes exposiciones lo hicieron dudar sobre el tema. "Confieso las dudas que he tenido hasta el último minuto, en función de que no logro abrazar con convencimiento genuino ninguna de las dos opciones", dijo.

El diputado de Jesús María se preguntó sobre el plazo de 14 semanas de gestación como límite temporal para realizar el aborto. "¿Por qué no reducir la cantidad de semanas para acortar el plazo de desarrollo del embrión?"

"El despacho de mayoría también propone un plazo perentorio de cinco días corridos desde que la mujer solicita la interrupción del embarazo para que esa práctica se lleve a cabo en el sistema de salud.
¿Estamos en condiciones de garantizar esto o sólo será una declamación legislativa, sin correlato real en la práctica? Queremos despenalizar a la mujer y por contrapartida queremos penalizar a los médicos que no cumplan esta tarea, que en la mayoría de los casos será imposible de cumplir", agregó.

"La realidad indica que en el interior del interior, los médicos no quieren ir, no tienen medios para llegar, no tienen elementos para solucionar los problemas diarios de las poblaciones, los centros privados no existen, la salud pública está desbordada. El mismo Estado, con sus distintos colores en la conducción, que alumbró leyes de educación sexual y de salud reproductiva, como instancias previas y preventivas, y que no logró que ambas normas se cumplan en todo el país, ¿puede instrumentar abortos seguros, gratuitos y en tiempos perentorios?", volvió a preguntar.

Lamentó que el debate no haya sido más profundo, aunque admitió que en estos meses se escucharon decenas de voces.

"Quizás en el afán de ir muy rápido, estemos legislando con muchos cabos sueltos, sólo para calmar algunas ansiedades sectoriales. ¿No debería ser la última opción el aborto y no la primera?".

Frizza dijo haber firmado el el proyecto de adopción en vientre como una primera opción para aquellos padres que no desean serlo y que "darían una alegría inmensa a muchas familias que hoy penan por no tenerlo".

Asimismo, aseguró que "tarde o temprano, la despenalización del aborto llegará pero con muchos interrogantes aún sobre el cómo y el cuándo".

Ariel Roggio

Periodista

Te puede interesar