Duro mensaje de los médicos del Hospital contra autoridades que buscan flexibilizar la cuarentena

Coronavirus 30 de abril de 2020 Por Ariel Roggio
Calificaron la idea como "trasnochada" en una nota que se difundió tras el "cacerolazo" de los comerciantes, aunque la crítica va dirigida a las autoridades municipales de Jesús María.
personal-medico-enfermeria-covid19-mexico-coronavirus
Imagen ilustrativa

Médicos del Hospital Regional Vicente Agüero emitieron un duro comunicado manifestando el rechazo a la flexibilización de la cuarentena en nuestra zona.

El texto se difunde en la jornada en que los comerciantes hicieron un “cacerolazo” pidiendo la apertura de comercios.

La asamblea del equipo de salud del Hospital expresó “su profunda preocupación ante los claros intentos de modificar el estatus de la ciudad de Jesús María, de zona roja a zona blanca”.

“El status de Zona Roja no se corresponde con la existencia o inexistencia de casos en el lugar sino con la pertenencia al conglomerado del Gran Córdoba, lugar donde efectivamente existe circulación viral”.

“Por otra parte, y más allá de la pertenencia al conglomerado referido, nuestras poblaciones representan lugares de paso con elevado flujo de vehículos y personas, las cuales con un simple permiso de circulación pueden desplazarse sin mayores dificultades e, incluso, superar los testeos eventuales de temperatura por error en los dispositivos de medición o porque simplemente, estando infectadas, éstas no presentan sintomatología”.

Además, aseguran que “se desconoce qué porcentaje de la población presenta inmunidad contra el virus y que porcentaje resulta susceptible”.

Detallaron que en las ciudades próximas a Córdoba, tales como Saldán (55 casos), Villa Allende (13), Mendiolaza (6), La Calera (3), Colonia Caroya (2), Cerro Azul (1), Río Ceballos (1) y Salsipuedes (1), “ponen de manifiesto un riesgo potencial, porque, además, también son  localidades cercanas a Jesús María”.

“Es decir, no existe argumento científico que acredite la conveniencia de modificar el estatus epidemiológico de esta ciudad. Entonces nos preguntamos qué motivos superiores a la salud y la vida pueden entusiasmar a las autoridades a alentar la suspensión de las medidas de resguardo”.

“En un audio reciente, el Intendente de Jesús María afirmó, entre otros conceptos, que se establecerían protocolos para el desenvolvimiento de las diferentes actividades consideradas tras la salida de la cuarentena anticipada. Nosotros hemos advertido enormes dificultades para obtener elementos de resguardo y establecer pautas de bioseguridad, aún en personal capacitado para la emergencia. ¿Qué podrá lograr en materia de bioseguridad para los trabajadores un jefe de personal o un funcionario alentado por la trasnochada idea de que el peligro ya no existe? ¿Qué generará en la población el relajamiento del cuidado ante semejantes señales de que “todo está controlado”?”, sigue el comunicado.

Concluyen con la advertencia de hacer “reserva sobre la responsabilidad que nos compete en la atención de enfermos ante la irresponsabilidad de llamar a desacatar las medidas dispuestas para evitar la propagación del COVID-19, implicando con ello el delito de propagación de enfermedad transmisible, poniendo en riesgo la salud y la vida de la población”.

Ariel Roggio

Periodista

Te puede interesar