Colonia Caroya

El oficio de ser zapatero

Ramón Villalba y su hijo Eduardo sostienen una actividad de la que quedan pocos referentes en la zona. El padre dejó la actividad después de 40 años y se emociona al extrañar los días en el taller. Eduardo se sigue equipando y capacitando para la composición y diseño del calzado.
Colonia Caroya 13 de septiembre de 2018 Por Ariel Roggio