Brote de triquinosis: 196 casos en Totoral y primeros pacientes en Caroya y Jesús María

Regionales 05 de octubre de 2021 Por Ariel Roggio
Se registran 244 casos de triquinosis en los departamentos Totoral, Colón, Unión, Capital y Río Cuarto. Las personas fueron atendidos en distintos centros asistenciales de salud de manera ambulatoria.

El Ministerio de Salud de Córdoba, a través de la División de Zoonosis, informa registra 244 casos de triquinosis, de los cuales 196 corresponden a la localidad de Villa del Totoral.

En tanto,  hay 27 casos de la ciudad de Córdoba; tres de Jesús María y cuatro de Colonia Caroya.

También se detectaron nueve en la localidad de Sarmiento, dos en Cañada de Luque y tres en el Sur (Río Cuarto y Bell Ville).

Los pacientes fueron atendidos en distintos centros asistenciales de salud de manera ambulatoria.

De las investigaciones epidemiológicas realizadas, se deprendieron adquisición de carne, chorizos y salames de cerdo, provenientes de distintos negocios de la localidad de Villa del Totoral, departamento Totoral y en algunos casos se identificó reventa de dichos productos cárnicos a otros comerciantes.

De los operativos, se realizó el decomiso de productos en dos comercios involucrados, confirmándose la presencia de larvas de Trichinella Spiralis en uno de ellos, quedando a la espera el resto de resultados.

Sobre la triquinosis.

La triquinosis es una enfermedad transmitida por la ingesta de carne de cerdo cruda o mal cocida, contaminada con el parásito Trichinella spiralis.

Las manifestaciones clínicas son muy variables y pueden cursar como una infección inadvertida o presentar síntomas que, por lo general, comienzan con fiebre, dolor muscular intenso, dolor de cabeza y dolor e hinchazón alrededor de los ojos. También pueden aparecer signos gastrointestinales como diarrea y vómitos.

Esta enfermedad inicialmente puede presentar síntomas compatibles con Covid-19, por lo cual también se alerta al personal de salud de estas localidades.

Consejos para la prevención

No consumir ni permitir el consumo de carnes crudas y/o chacinados caseros que no hayan sido inspeccionados previamente a la elaboración.

Verificar el rótulo o etiqueta de fabricación en todos los subproductos de cerdo que se adquieran. Deberá leerse claramente lo siguiente: Marca del producto; empresa responsable; número de habilitación nacional del establecimiento; fecha de elaboración y de vencimiento del producto; condición de mantenimiento en cuanto a temperaturas ambientales; y rótulo con la composición del producto.

No consumir choripán en puestos no autorizados o no habilitados.

La salazón y el ahumado de las carnes no son suficientes para destruir los parásitos presentes.

Es importante remarcar que la comercialización de carne o sus derivados provenientes de establecimientos no autorizados está totalmente prohibida.

Ariel Roggio

Periodista

Te puede interesar