Músicos se quejaron por las condiciones de contratación para los escenarios callejeros durante el Festival

Festival 2020 29 de diciembre de 2019 Por Ariel Roggio
Emitieron un comunicado apuntando a la "nueva gestión" de la Municipalidad de Jesús María. Según dicen, hay menos propuestas para la música local y las actuaciones no cubren ni los "viáticos".
teatrino

A través de un comunicado sin firmas (pero que deja un link para firmarlo virtualmente), músicos de la zona plantearon su queja por las condiciones de contratación para las actuaciones en los escenarios callejeros durante las noches del Festival.

El comunicado completo:

Como músicos y músicas de oficio, vocación y profesión manifestamos nuestra preocupación por las condiciones de contratación que la Municipalidad de Jesús María ha implementado para con los y las artistas locales y de la región durante los días de la próxima edición del Festival Nacional de Doma y Folklore. 

Se trata de un retroceso para quienes nos consideramos trabajadoras y trabajadores de la música. Las bases previstas para actuar en los escenarios municipales durante el Festival de Doma y Folklore 2020, no sólo flexibilizan la contratación de bandas y solistas, sino que además reduce el número de escenarios que funcionan en simultáneo durante todas las jornadas, previos al comienzo oficial de cada velada y en las afueras del anfiteatro del Festival de Jesús María.

Más allá que existan distintos artistas que decidan por su voluntad participar sin un mínimo de viáticos ni reconocimiento laboral, quienes somos parte de la comunidad de músicos y músicas de la región queremos visibilizar estas condiciones propuestas por la nueva gestión municipal. 

No estamos de acuerdo que el propio estado promotor de derechos y reconocimientos, sea el que desconozca los avances conquistados por músicos y músicas de la zona, comprometidos con la vocación y profesión y parte también de la música popular y de los eventos y fiestas típicas de la región. 

Venimos en un proceso de mejora para con trabajadores y trabajadoras del sector de las artes y la música y no queremos empeorar, retroceder ni estancarnos.

En la última década, como fenómeno nacional y fundamentalmente, tras la aprobación de la Ley Nacional de la Música 26.801 en octubre de 2012, tanto el Estado, como el sector privado y la propia ciudadanía han tendido a mejorar y reconocer las condiciones laborales de las y los trabajadores de la música.

En el caso de Jesús María, en esta edición 55 del Festival, la Municipalidad ha dispuesto dos cambios que afectan directamente este proceso de mejora para músicos y artistas independientes.

Menos escenarios para artistas y propuestas para el público:
Este año se reducen los horarios y cartelera de eventos libres y gratuitos que funcionan en la previa del festival. Se trata de escenarios constituidos por fuera del anfiteatro José Hernández y que ofrecen a quienes concurren a Jesús María en cada jornada del festival.

Más escenarios abiertos a todo público garantizan posibilidades de actuación para todos los artistas y también propuestas gratuitas para las familias (locales y turistas) que disfrutan de la época del festival, más allá de poder entrar a las noches del Anfiteatro José Hernández.

Sin viáticos ni caché 
No hay paga mínima a los músicos. Simplemente se ofrece la posibilidad de “pasar la gorra” y que las bandas que tengan discos o remeras, puedan también venderlas (algo que siempre estuvo permitido).

Anteriormente, las bandas contaban con un monto fijo de contratación, según su trayectoria, cantidad de integrantes y otros criterios. Si bien, los montos nunca alcanzaron parámetros óptimos de remuneración, siempre significó un reconocimiento a la labor artística y profesional, en un proceso de mejora y acuerdos entre el sector y los encargados de cultura y turismo de los distintos gobiernos municipales.

A su vez, sin desmerecer la modalidad de trabajo “a la gorra”, no todo el sector funciona de la misma forma, ni todo músico elige esa opción para trabajar. Otro efecto, es que es el propio público el que pasa a pagar a los artistas, en reemplazo del estado. 

Trabajar desde las bases
Estamos al tanto de la existencia de un registro base de artistas y músicos locales que ha ido ampliándose año tras años y mejorando las condiciones de contrataciones y posibilidades de actuación. Apoyamos a la nueva gestión municipal a que siga ampliando y mejorando esas bases en pos de la promoción de la cultura y la recreación para toda la ciudadanía.

De esta forma, tras lo expuesto, sugerimos a las áreas municipales involucradas en la organización de eventos y actividades artísticas y culturales, que considere nuestras opiniones y condiciones que venimos generando desde hace varios años como trabajadores y trabajadoras de la música en diálogo con los distintos actores que fueron pasando por la Municipalidad de Jesús María.

Ariel Roggio

Periodista

Te puede interesar