Reapertura de gimnasios: "La decisión llegó tarde"

Coronavirus 21 de agosto de 2020 Por Giuliana Brollo
"Todo lo que el protocolo hoy nos exige, nosotros lo teníamos previsto hace dos meses", señaló el propietario de un gimnasio local con más de 30 años en el rubro. Tras cinco meses sin actividad, algunos tuvieron que cerrar definitivamente sus puertas.
gimnasio-vacio (1)

Escucha el audio

Omar Bustamante - dueño de Gimnasio CEARP Jesús María.

Tras cinco meses sin actividad, el COE Central de la provincia de Córdoba autorizó el protocolo para que los gimnasios vuelvan a funcionar a modo de “prueba” por 14 días.

Sin embargo, más allá de esta habilitación, no todos pudieron reabrir sus puertas.

En la región y la provincia muchos propietarios se vieron muy afectados por el cierre y tuvieron que dejar el negocio de manera definitiva. 

Si bien la mayoría logró medianamente subsistir todo este tiempo alquilando los elementos a sus clientes, a la hora de adecuar cada protocolo para las distintas actividades, teniendo en cuenta los espacios y la cantidad de alumnos permitida por turno, los números dejan de ser convenientes. 

Omar Bustamante es dueño de un gimnasio de Jesús María que tiene más de 30 años. En diálogo con Radio Comunicar explicó que durante su trayectoria le tocó pasar por varias crisis, pero nunca una como esta.

"Llegó un momento en el que uno empieza a replantearse qué hacer. Yo estuve a punto de alquilar todas las maquinas y utilizar el salón como depósito", aseguró. 

En cuanto al tiempo que demoró el COE Central en autorizar el regreso de este rubro comparado con otros, Bustamante señaló: "la decisión llega tarde, o había mucha incapacidad o había miedo" dijo, refiriéndose a las autoridades provinciales. 

Como agentes de salud los gimnasios elaboraron protocolos y estaban preparados desde hace tiempo para recibir a la gente con todas las medidas de bioseguridad correspondientes.

"Todo lo que el protocolo hoy nos exige, lo teníamos previsto hace dos meses (...) Nos sorprendió que los bares y las confiterías pudieran abrir y nosotros o las guarderías todavía no". 

El propietario de Gimnasio CEARP Jesús María en su descargo también manifestó: "Hay cosas que no se pueden entender. Fue inexplicable haber cerrado los gimnasios en un momento donde la gente estaba muy angustiada y la actividad física podría haber sido un agente de contención, pero se dio prioridad a otras cosas y nunca nos dieron una explicación". 

Te puede interesar