Vicente Agüero, el hombre más importante de la historia local

Historias caroyenses 14 de agosto de 2020 Por Ariel Roggio
Un pueblo, un club, una escuela, un hospital construido por su iniciativa y dos calles llevan su nombre en agradecimiento por toda la generosidad que brindó a la zona. Hoy se cumplen 90 años del fallecimiento.
Diseño sin título

Vicente Agüero es, sin duda, la persona de mayor trascendencia en la historia de nuestra región.

El entonces propietario de Estancia La Florida tenía tanto patrimonio como fuerza de beneficencia en momentos en que los inmigrantes pasaban sus primeros años en estas tierras.

Un pueblo, un club, una escuela, el Hospital más importante del Norte de Córdoba y dos calles (una en Jesús María y otra en Caroya) llevan su nombre. Incluso a su padre eternizó nuestra comunidad al bautizar al Boulevard como Eusebio Agüero. 

Esta es la historia de Don Vicente, narrada por Jorge Visintín en el Libro "Colonia Vicente Agüero, motivos de la creación de esta Colonia y sus instituciones".

ORIGEN DE LA FAMILIA AGÜERO

La familia Agüero pertenece al reino de Castilla y León, según información proporcionada por un sobrino nieto de Vicente Agüero, Carlos Enrique Villegas Agüero.

Ingresaron a América alrededor del año 1600 con los primeros colonizadores del continente. Se trata de una familia que tuvo constantes vínculos con el quehacer político del país y cuyos integrantes en determinadas circunstancias formaron parte de los gobiernos nacionales y provinciales.

Eusebio Agüero Ponce de León, padre de Vicente, contrajo matrimonio con doña Ventura Octaciana del Carmen Funes Roldán, hija de Hilarión Funes y nieta de Roque Funes, quien fuera gobernador de la provincia de Córdoba.

Además, Ventura Octaciana era prima de las esposas de Miguel Juárez Celman y Julio A. Roca, personalidades que, más adelante, iban a ser altos funcionarios nacionales.

Don Eusebio Agüero logró transformarse en una persona con un muy buen pasar económico tras haber heredado una inmensa fortuna de parte de su señora esposa.

Según documenta la historia, la familia Funes extendía su dominio desde lo que se conoce como Potrero de Los Funes, en la provincia de San Luis, hasta llegar a traslasierra en la provincia de Córdoba y parte de las Sierras Chicas.

En 1834, Eusebio Agüero fue funcionario de José María Paz, quien fuera el segundo gobernador que tuvo la provincia de Córdoba.

En 1857, el gobierno nacional arrendó a Eusebio Agüero la Estancia de Caroya por la suma de 1700 pesos anuales y por el término de diez años.  Dicho contrato se firmó el 1º de enero de 1857.

Del matrimonio entre Eusebio Agüero y Ventura Octaciana del Carmen Funes Roldán nacieron diez hijos, cinco varones y cinco mujeres: Hilarión, Vicente, Eusebio, Antonio, Valentín, Ana Mercedes, Amalia, Jerónima, Rosaura, y Agustina.

Ana Agüero Ponce de León, hermana de Eusebio y tía de Vicente, fue la esposa de don Cándido Novillo, propietario de la Estancia Tronco Pozo.

Además, era propietario de otros terrenos que llegaban hasta los parajes La Palizada y La Puerta y que habían pertenecido a la Estancia de Caroya.

 

DON VICENTE AGÜERO

Hombre radicado en la Villa Jesús María, nacido el 20 de diciembre de 1854 en la ciudad de Córdoba, en la esquina de San Martín y 9 de Julio, quien recibe una extraordinaria herencia.

Fue bautizado dos días después y fueron sus padrinos Wenceslao Funes y Doña Ponce de León.

Contrajo matrimonio en primeras nupcias con Emilia del Campillo en la Catedral de C{córdoba, el 17 de mayo de 1881.

Tras enviudar en 1921, estableció su residencia permanente en la ciudad de Buenos Aires, donde conoció a quien fuera su nueva esposa, Doña Ángela Blayes Bosch, una mujer resistida por la familia Agüero.

Vicente Agüero se radicó en Jesús María y se relacionó inmediatamente con los diversos actores sociales y políticos de la región.

En varias oportunidades viajó por distintos países del exterior, fundamentalmente por Europa.

Se lo consideraba un gran benefactor de la asistencia social.

Fue Senador provincial en dos oportunidades. También fue Constituyente durante la reforma de la Constitución Provincial de Córdoba del año 1900.

Muy comprometido con la sociedad que lo rodeaba.

Vicente Aguero7

Cuando se produjo la llegada de los inmigrantes italianos (1878-1880), fue uno de los pocos que supo ver en ellos una enorme capacidad de trabajo y, por consiguiente, un potencial de desarrollo para la zona.

Tan es así que diez años después de la llegada de los colonos que fundaron Colonia Caroya, el 17 de enero de 1888, adquirió al gobierno nacional la estancia La Florida de 3300 hectáreas de superficie a 120 mil pesos moneda nacional.

Durante los primeros años fue un gran colaborador y consejero de los colonos.

Fueron muchos y variados los ejemplos sobre su entrega a esta comunidad caroyense.

Junto a su primera esposa, fue padrino en el acto en el que se colocó la piedra basal de la Iglesia Nuestra Señora de Monserrat de Colonia Caroya el 5 de agosto de 1888.

Cuando se organizó el Municipio Caroyense, fue su asesor y, posteriormente, lo nombraron Presidente Honorario del Concejo Deliberante.

En 1898, donó una hectárea de su estancia para que se construya el Cementerio de Colonia Caroya que sigue utilizándose hasta nuestros días.

Por su relación con los propietarios de estancias vecinas y conocedor de la escasez de agua que padecían los colonos, informó que existía la posibilidad de adquirir los derechos de agua que  pertenecían a la Estancia Santo Tomás.

Fue allí donde se ofreció como intermediario ante los señores Andrés Fogliarini y Modesto Torres, hombres que económicamente tenían posibilidad de realizar la operación en el acto, con el compromiso de ceder en venta esa adquisición al Municipio de Colonia Caroya.

Como ya se ha visto, los inconvenientes por la provisión del agua entre 1908 y 1910, provocaron que Vicente Agüero les ofreciera una solución a los 52 colonos, vendiéndoles parte de su Estancia para solucionar el desencuentro entre los habitantes de Colonia Caroya por el uso del agua que habían adquirido.

Posteriormente, frente a la carencia de lugares para atender la salud de la población más humilde y por consejo del Dr. Benjamín Castellanos, decidió construir un hospital en la ciudad de Jesús María con sus propios recursos, que fue inaugurado oficialmente el 12 de marzo de 1927, y lo cedió a una sociedad de beneficencia para su administración, a la vez que lo proveyó de recursos económicos para su funcionamiento.

Tan importante llegó a ser la figura de Agüero en la provincia que, conocida su muerte, el Gobierno decretó mantener la bandera a media asta en toda la provincia como expresión de duelo.

Tres años después, su segunda esposa, Doña Ángela Blayes decidió construir la Capilla de Nuestra Señora de la Misericordia en honor de su esposo fallecido, en el mismo inmueble donde está el Hospital que lleva su nombre y que fuera inaugurada en 1933.

En ese sagrado recinto, descansan los restos de ambos hasta la fecha.

El diseño de la construcción fue encomendado al arquitecto húngaro Juan Kronfuss, quien la dotó de un estilo y belleza singular.

Kronfuss diseñó también el chalet conocido como El Cortijo, además de numerosas obras monumentales en la ciudad de Córdoba.

Vicente Agüero comenzó a trabajar en el proyecto para subdividir la Estancia La Florida, con el objetivo de ampliar la zona de producción frutihortícola, pero la muerte lo sorprendió y dejó inconcluso su proyecto.

Su deceso se produjo el 14 de agosto de 1930.

Entre los vecinos de Colonia Vicente Agüero, el proyecto que don Vicente quería llevar adelante se conoció desde el primer momento.

Posteriormente, el dato fue confirmado por el sobrino nieto de Vicente Agüero, Carlos Enrique Villegas Agüero, en una entrevista.+

Vicente Aguero4

Los proyectos de subdivisión de la estancia La Florida que había ideado Vicente Agüero fueron concretados, con posterioridad, por su esposa, quien llegó a poner en venta la totalidad de la Estancia mediante un remate que se iba a realizar el sábado 16 y el domingo 17 de diciembre de 1939.

La estancia de 2896 hectáreas y con agua para riego fue subdividida en 468 parcelas.

Tanto Colonia Caroya como Colonia Vicente Agüero intentaron en algunas oportunidades adquirir los terrenos de La Florida para sumarlos al ejido productivo.

Ejemplo de ello es la iniciativa que los padres pasionistas tuvieron para que se conforme una comisión con el objetivo de trabajar en la solución a la falta de agua y que llegó a enviar una nota a la viuda Angela Blayes de Agüero, el 31 de agosto de 1947, donde le solicitan "si en el caso de que la estancia La Florida de su propiedad pasara a manos de Colonia Caroya y Colonia Vicente Agüero incluiría en ese traspaso los derechos de agua correspondiente”.

El precio impuesto a las tierras y el temor a contraer una deuda de difícil cancelación impidieron que esa adquisición se llegara a concretar.

Posteriormente, la estancia fue adquirida por la firma Tomás Drysdale y compañía, a mediados de la década del 60´.

Durante la década del 80´, algunos colonos de San Durí compraron lotes colindantes a los nuevos propietarios.

 

SOBRE DE LA HERENCIA DE VICENTE AGÜERO

Vicente Aguero5

Una importante revelación, confirmada durante este último tiempo, vino a revalidar lo que muchos colonos narraron a lo largo del tiempo: que don Vicente Agüero junto a Emilia del Campillo tuvieron un hijo que, probablemente, falleció de muy corta edad.

Los "nonos” aseguraban que ese hijo o hija fue sepultado en el cementerio de Colonia Caroya.

Sin embargo, en el recinto en el que descansan los restos de Vicente Agüero y Angela Blayes en la capilla del Hospital Vicente Agüero hay una pequeña urna.

En las entrevistas realizadas con el sobrino nieto de Vicente Agüero, Carlos Villegas Agüero, se le hizo conocer la historia que narraban los colonos sobre este hijo.

Con su autorización y en presencia de él, se procedió a revisar esa urna en la que se encontraron restos óseos envueltos en una mantilla con las iniciales E.C.A. La suposición es que, como era tradición en aquellos tiempos, a ese hijo se le impuso el nombre de su abuelo Eusebio.

Vicente Aguero6

Ariel Roggio

Periodista

Te puede interesar